• Yaqui A. Martínez Robles

¡Experiencias durante el encuentro del Mov. Mexicano de Terapia Existencial en la India!

Actualizado: may 13


En el presente blog quiero compartirles algunas experiencias personales recientes, de las que publiqué algunas fotos en Facebook, y de las que algunos me han estado preguntando.

El año pasado recibí una amable invitación para impartir un taller en India. Lo primero que me pregunté fue:

¿Cómo era posible que conocieran de mí o del

Círculo Existencial en tierras tan lejanas?

Resulta que la directora del Tatva Center, y de la recién formada Asociación de Sur-Asia para la Terapia Existencial, Kripi Malviya, sabía de nosotros desde el 1er Congreso Mundial de Terapia Existencial realizado en Londres en el 2015. Las sorpresas apenas iniciaban. No solo nos conocen en India, sino que… ¡Están interesados en nuestra propuesta!

Debo confesar que, desconocía que hubiera un movimiento existencial en el sur de Asia, por lo que esta noticia me agradó, al reconocer que la perspectiva existencial sigue creciendo y llegando a más lugares en el mundo. Pero no hubiera imaginado que en India y otros países asiáticos podrían interesarse por la postura del Movimiento Mexicano de Análisis y Terapia Existencial.


En la invitación, Kripi fue muy clara en que le interesaba que compartiera los desarrollos de la “Escuela Mexicana (The Mexican School)”, ya que conocía un poco de ellos (a partir del congreso en Londres y por publicaciones y comentarios de otros colegas internacionales), y le parecía que tenemos factores en común con los que se desarrollan en la Asociación del sur de Asia y con las propuestas terapéuticas del Tatva Center, ubicado en la ciudad de Goa, India.

Tatva Center es un espacio que ofrece servicios terapéuticos, con importante atención a los problemas de las conductas adictivas, y al desarrollo de procesos creativos en artistas de diferentes modalidades. La invitación en concreto consistía en ofrecer una conferencia abierta y posteriormente uno o dos talleres para la comunidad de la zona. Originalmente la propuesta era impartir un taller en Goa y otro en Mumbai, pero por tiempo quedamos finalmente en uno, en Goa.

El año anterior habían realizado otro taller internacional, al que invitaron a Emmy van Deurzen a compartir con ellos, lo que me hacía sentir particularmente comprometido a mantener un alto nivel, ya que mi predecesora había sido una de las grandes personalidades en el mundo de la Terapia Existencial. Un detalle que me preocupaba era que tenía que ofrecer, tanto la conferencia como el taller, en inglés, pero me puse a estudiar y afortunadamente creo haber hecho un buen papel.

En definitiva lo que más me sorprendió fue la experiencia con la gente. Algunos de los asistentes eran ya terapeutas (principalmente terapeutas Gestalt, pero también algunos otros cognitivo-conductuales o rogerianos, que habían sido entrenados en EUA o en Inglaterra), mientras que otros eran personas que estaban actualmente o habían estado alguna vez en proceso terapéutico, y les interesaba la terapia ya sea como forma de desarrollo personal, o incluso profesional. Pero con excepción de la misma Kripi, ninguno había recibido antes alguna formación en la perspectiva existencial. Algunos de ellos, ni siquiera conocían que tal propuesta existía.

Mis temores de que la perspectiva existencial–fenomenológica–hermenéutica de inspiración post-Cartesiana pudiera parecerles extraña o hasta rechazable, rápidamente se disolvieron. No solo me encontré con personas de una gran inteligencia, sensibilidad y sagacidad mental para captar los conceptos rápidamente, sino también con que para ellos resultaba muy sencillo abrirse a una postura existencial, ya que tanto el Paradigma Relacional (del que ya hemos hablado aquí en previos blogs), como la concepción dinámica, temporal, incierta, e incompleta de la existencia, les parecía algo completamente comprensible y aceptable. En varias ocasiones me expresaron agrado por encontrar “un vocabulario sencillo y cercano para referir conceptos y situaciones que se experimentan cotidianamente, pero para los que parecía no haber un lenguaje disponible”.


Terminé experimentando, como era de esperarse, que ellos tenían más que enseñarme a mí que yo

a ellos. Me llamó la atención que muchos de sus ejemplos y preguntas tenían una orientación social importante. Lo que me hacía ser consciente de la difícil situación que atraviesa India como país, el cual, como me hicieron saber, es realmente una agrupación de “muchos países”, o regiones y comunidades con diferentes costumbres e incluso lenguas.

Existen en India muchísimas lenguas distintas y no todos hablan el Hindi. Hay más de 18 lenguas consideradas oficiales en el país, y se conocen más de 1600 lenguas según las distintas regiones. Además, no solo se trata de la lengua oral, sino que también tienen escrituras distintas, según las diferentes lenguas o a veces hasta para una misma lengua.

Aprendí que la mayoría de las personas en India, hablan al menos dos o tres lenguas distintas. En el taller, por ejemplo, habían dos personas que hablaban cada uno tres lenguas, pero ¡el único idioma en común era el inglés!, por lo que para comunicarse entre ellos debían hacerlo en la lengua sajona.

​Aprendí parte de su historia, de sus costumbres, de su cocina, de la personalidad de Gandhi, del –sorprendente y a mi gusto muy injusto– sistema de castas, de lo caótico que son sus ciudades (Goa me pareció caótica, y me enseñaron que no es ni una cuarta parte del caos que se puede encontrar en otras ciudades), y sí, también de la inmensa pobreza del país (donde también Goa no es la ciudad con mayor pobreza.) Aunque tuve oportunidad de visitar otros países también muy pobres, como Camboya o Myanmar (a los que les dedicare un blog posteriormente), la pobreza en la India esta muy “a flor de piel” donde se ve desnutrición hasta en las vacas que andan, eso sí, por todos lados como si fueran perros o gatos callejeros.

El caos vial es atemorizante. No solo hay una sobrepoblación de motos en donde viajan tres o hasta cuatro pasajeros, muchas veces sin casco, sino que tanto motos como autos, camiones y autobuses manejan a altas velocidades sin respetar los carriles, ni siquiera los de contraflujo. Resulta sorprendente que no haya más accidentes(me comentaron que mucha gente muere en accidentes automovilísticos diariamente en la zona). Tocan el claxon con mucha frecuencia, hasta pareciera que han desarrollado un lenguaje nuevo en el que se comunican con las diversas bocinas de los coches.

La comida fue toda una experiencia… en muchos momentos era difícil poder saber qué era exactamente lo que estábamos comiendo, pero casi toda extremadamente condimentada y… ¡¡¡picosa!!!, pero con un picante distinto al que experimentamos en México. Me sorprendían algunos platillos que eran una explosión de sabores en mi boca: el primero apenas al acercar la comida a la boca, la invasión del aroma era impactante. Luego, al empezar a masticar, otro; y conforme masticas aparecen otros más, como explosiones de sabores; posteriormente al tragar, uno o un par más; y una vez deglutido el alimento, podían aparecer uno o dos sabores más en tu garganta. En definitiva una experiencia sensorial compleja y amplia, aunque no siempre me era agradable, también llegué a probar algunos platillos que me parecieron exquisitos.

Finalmente, me siento muy agradecido con esta experiencia, e invitado a volver y a seguir conociendo otras ciudades y regiones de este inmenso país.

Honro la oportunidad y la nueva amistad que ha surgido entre el Sureste Asiático y Latinoamérica, entre la Asociación de Sur-Asia para la Terapia Existencial y la Asociación Latinoamericana de Psicoterapia Existencial (ALPE), y entre Tatva Center y el Círculo Existencial. Me enorgullece saber que el Movimiento Mexicano de Análisis y Terapia Existencial tiene ahora ecos en la India y otros países del sur de Asia. Y me quedo con la nobleza y la sencillez de la gente, con su mirada profunda de ojos brillantes, con el hermoso colorido de sus vestuarios, con la amabilidad, gentileza de su trato, con su amplia cultura, su mente abierta y aguda, con ese maravilloso y....

su sutil movimiento de cabeza distinto a los típicos conocidos en occidente, y que realizan para expresar agrado o aceptación. Muchas gracias!


388 vistas

Sigamos en Contacto

¿Escribiste bien tu correo?

Diseño de página:  Círculo Existencial © 2016 - 2020

Última Actualización |  22 de octubre 2020

Ciudad de México. 

  • Canal de Yaqui Youtube